Los cojinetes autolubricados AMES son elementos metálicos de elevada porosidad impregnados con un aceite lubricante. La principal diferencia entre estos cojinetes y los que no están lubricados es que el aceite contenido dentro de la porosidad del cojinete aporta constantemente lubricación entre éste y el eje, por lo cual el sistema no necesita aportación adicional de lubricante exterior. Permiten un funcionamiento duradero, respetuoso con el medio ambiente, sin grasa, apto para grandes cargas, velocidades y temperaturas elevadas. La misión de un cojinete es soportar ejes y árboles, permitiendo su giro, estos elementos se ajustan en el eje sirviéndolos de apoyo. Los cojinetes se encuentran fijos en los soportes y los ejes giran dentro de ellos por deslizamiento. Debido a este rodamiento nos encontramos con cojinetes lubricados.

Según su carga los cojinetes se dividen en dos grupos dependiendo de la carga que soportan; los cojinetes radiales solo soportan esfuerzos radiales, en la dirección del radio. En cambio, los cojinetes axiales además de soportar esfuerzos radiales, soportan cargas axiales en una o ambas direcciones, es decir, perpendiculares al radio.

¿Cuál es el suministro industrial más adecuado para la carga?

Los cojinetes son suministros industriales construidos en una sola pieza, aguantan tanto los esfuerzos radiales como axiales. El material que se utiliza en la fabricación de los cojinetes son de un material más blando que el eje o pieza que soportan. Normalmente se suele utilizar el bronce macizo o el bronce sinterizado, como los que puedes encontrar en la tienda online de suministros industriales, que es similar, pero soporta altas cargas, es resistente a la corrosión y es capaz de trabajar a velocidades muy superiores.

En cuanto a la lubricación, existen varias formas. Por un lado, podemos encontrarnos con materiales porosos que dejan pasar a través suyo el aceite, absorbiendo cierta cantidad de lubricante para ir aportándola al eje cuando sea necesario. Por otro lado, los hay que van provistos de alvéolos, donde se carga el aceite y no requieren mantenimiento posterior. Y existe una gran mayoría que disponen de ranuras de engrase para lograr una buena lubricación en su funcionamiento.

Es importante destacar la diferencia entre los cojinetes lubricados y los cojinetes autolubricados. Los primeros requieren de una lubricación constante para conseguir su funcionamiento. Dicha lubricación podrá hacerse mediante el bombeo de aceite, engrasador, etc. Los cojinetes lubricados por anillo poseen una ranura que deja al descubierto al eje donde se encuentra el anillo. Al girar el eje, arrastra el anillo que va cediendo aceite al eje y al cojinete. En esta categoría también encontramos los cojinetes con ranuras de engrase.

Los cojinetes autolubricados, en cambio, no necesitan ningún tipo de mantenimiento.

Por ello conlleva una serie de ventajas:

  • Fiabilidad: El autolubricamiento erradica el riesgo de gripaje y consigue que el cojinete trabaje durante miles de horas sin desgaste, esto unido a la alta capacidad de carga y resistencia a los golpes logra una larga vida útil del cojinete y una mayor fiabilidad. Las sobresalientes propiedades de baja fricción reducen las pérdidas de potencia y optimizan el rendimiento del equipo.
  • Economía: No necesita engrasadores, ni mantenimiento posterior al montaje. Estos casquillos minimizan los costes relativos a los ejes al eliminar la necesidad de refuerzo y de vías de engrase mecanizadas. Su construcción compacta, en una sola pieza, ofrece mucho espacio, ahorra peso y facilita el montaje.
  • Prestaciones:El cojinete autolubricado sintetizado es capaz de trabajar bajo cargas de hasta 10 MPa, velocidades de hasta 5 m/s. El PV de trabajo máximo se situaría en la zona de 5 MPa m/s, pudiendo ser superado en casos especiales. Es un cojinete de elevadísima precisión dimensional (hasta IT 5 en diámetro), y de funcionamiento extremadamente silencioso.

Adquirir productos industriales como los cojinetes autolubricados Ames es muy sencillo, ya que ahora gracias a las webs de venta online de ferretería y a las tiendas de suministros industriales basta con hacer un click en el producto seleccionado. Ames fabrica tres gamas de cojinetes autolubricados que puedes encontrar en Torras, tu tienda de suministros industriales:

  • Cojinetes estándar Selfoil®. Se trata de cojinetes de medida estándar, de forma esférica o forma cilíndrica con o sin valona. Es la solución más adecuada para consumo al detalle y entrega inmediata.
  • Barras Selfoil® para Mecanizar. Son cilindros macizos y huecos, para ser mecanizados a medida final en casos en los que no sea posible adaptar el sistema de un cojinete Selfoil® estándar.
  • Cojinetes bajo plano. Son cojinetes personalizados de serie-media alta, diseñados específicamente para el equipo donde trabajan. Esta gama supone la mayor parte de la producción.

¿Cuáles son las aplicaciones de los cojinetes autolubricados Ames?

Los cojinetes autolubricados tienen numerosas aplicaciones que vemos a continuación

  1. Pueden ser utilizados en equipos eléctricos o mecánicos para automóvil, con muy diversos fines:

– Motor de arranque.

– Elementos activos de conducción como son los frenos, dirección, transmisión, amort