Las estufas normalmente se suelen asociar a aparatos eléctricos o de gas; las estufas eléctricas, que son las que emiten calor a través de la convección, suelen ser mucho más económicas en cuanto al producto se refiere, pero su consumo es mucho mayor, mientras que las estufas de gas utilizan una bombona que permite su funcionamiento, se encienden de forma rápida y una gran ventaja es que se pueden utilizar aun cuando no hay luz en la casa. No obstante,…