El hogar es el lugar donde pasamos grandes y gratos momentos junto a familiares y amigos. Ahora bien, cuantas veces no hemos estado en aprietos cuando algún familiar o amigo adicional ha venido de visita y se quedará a dormir y no sabemos dónde ubicarlo, es por ello, que cada vez más, el sofá cama es la solución a continuación, te llevaremos a revisar cuáles son, además de esta, las múltiples razones por los cuáles deberías optar por invertir en esta versátil pieza del hogar.

Sofá cama a medida

9 Razones para tener un sofá cama

El sofá cama, cada vez han pasado a ser de un simple accesorio de relleno, a protagonista en las salas de nuestros hogares, ya que además de cómodos, amplios y llamativos, hay múltiples modelos y colores según la decoración del hogar. Entre las razones más destacadas por la que debemos decantarnos para comprar uno están:

  1. Lo múltiple de sus usos: Este es uno de los elementos más destacados por eso lo ponemos de primero, y es como citamos en la introducción el sofá cama te puede resolver de un problema cuando vengan a tu casa visitas, o simplemente cuando quieras quedarte a dormir o descansar en la sala para una película.
  1. Más economía: los sofás camas generalmente son más baratos que un sofá tradicional de piel o un chaise longue, además, si calculamos el hecho de comprar una cama más un colchón para las visitas, aquí tendrás un aumento del ahorro y un mueble que no tendrás vacío e inutilizado el resto del tiempo, como si podría ocurrir con una cama adicional.
  1. Optimización de espacios. Este es otro de los puntos más positivos del sofá cama. Ya que para las casas de muchos integrantes o de espacios muy reducidos, el sofá cama, permite aprovechar el espacio y tener una opción para algún miembro adicional de la familia o cuando nos visiten los amigos.
  1. Variedad de diseños: Como los nuevos muebles los sofás cama son cada vez más vanguardistas y variados. Hay estilos más informales y otros más completos, pero dependen de los colores y estilos de cortinas y decoración de cada casa y el espacio disponible, ya que algunos sofás camas son más plegables que otros.
  1. Más prácticos. Definitivamente un sofá cama es más liviano de peso, y más fáciles de mover de un lado a otro que un mueble regular. Por la particularidad de ajuste y adaptación también son más fáciles de replegar y también de limpiar. Asimismo, existen en el mercado actual variedad de productos y espumas que ayudan a la limpieza rápida, dependiendo del tipo de material con el que estén elaborados.
  1. La durabilidad. Otro de los aspectos a tomar muy en cuenta de un sofá cama es su resistencia al tiempo y la gran durabilidad que ello ofrece a la familia. Generalmente su estructura de acero o de material solido brinda más resistencia y confort en el tiempo. Los materiales con los que son elaborados generalmente son más sólidos y resisten constantes movimientos, lo que se traduce es más tiempo de uso y ahorro de dinero.
  1. Practicidad y comodidad. Un sofá cama además de brindar comodidad y tranquilidad en el hogar también representa un estilo de vida práctico y desenrollado de sus dueños. Generalmente las personas que tienen sofá camas en su casa, denotan una personalidad sociable, flexible y despreocupada, ya que muestran la decisión de comprar muebles o cosas que tengas más de una utilidad y ahorran tiempo e incomodidades, tanto a los dueños como a los visitantes, quienes pueden resistirse menos a visitar y quedarse en casa de sus amigos.
  1. Fácil combinación. Un sofá cama en medio de la sala de la casa puede representar el elemento decorativo perfecto para hacer más cómodo y cercano el espacio de conversación familiar o de amigos. La variedad de colores y materiales en los que se ofertan en el mercado, sirve como elemento homogéneo, contrastante o incluso disruptivo del espacio. Todo va a depender del objetivo del comprador y el efecto visual o deportivo que esté interesado conseguir.
  1. Un aliado. El sofá cama también es un aliado, para evitar desórdenes en el hogar cuando viene una visita, o más importante aún, cuando tengas calor, o tu pareja te eche del cuarto porque roncas o se han puesto tensas las relaciones o tan sencillo, que quieres ver tranquilamente una película porque no puedes dormir, por todo esto y muchos motivos más, no lo pienses más e invierte en una compra que te generará mucha felicidad en el hogar: compra un sofá cama.